Oposición y comunidad venezolana rechazan detención de Freddy Guevara

Reacciones en rechazo o los pedidos por su liberación no se hicieron esperar tras la detención del dirigente opositor venezolano Freddy Guevara, a quien el gobierno señala por presunto vínculos con “grupos extremistas y paramilitares”.

En horas del mediodía de este lunes, Guevara realizó una transmisión en vivo en su cuenta de Instagram desde su auto en una autopista en Caracas denunciando que funcionarios querían detenerlo. Horas más tarde, el Ministerio Público confirmó su detención por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) por los delitos de “terrorismo, atentado contra el orden constitucional, concierto para delinquir y traición a la patria”.

El líder opositor venezolano, Juan Guaidó, quien también denunció persecución por parte de funcionarios no identificados cuando iba a verificar la situación de Guevara, expresó su apoyo a quien fue su compañero de partido y a su familia. Otros compañeros opositores como Manuela Bolívar o Delsa Solórzano también condenaron su detención desde las puertas del SEBIN.

Guevara fue electo diputado de la Asamblea Nacional electa en 2015, de mayoría opositora. Este Parlamento, que sigue funcionando a través de una autodenominaba Comisión Delegada, calificó el arresto de “arbitrario”. “Constituye nuevamente una violación a los DDHH.”, afirmó en su cuenta de Twitter.

Su detención no pasó desapercibida para el exgobernador y excandidato presidencia Henrique Capriles Radonski, quien calificó de “patraña” que el Gobierno quisiera vincular a Guevara con los hechos ocurrido la semana pasada en el oeste de la capital venezolana.

“Los presos y perseguidos políticos en Venezuela aumentan cada día que pasa”, indicó por su parte la dirigente opositora María Corina Machado en una publicación en su cuenta de Twiter en la que “repudió” la detención de Guevara.

Garantías para su vida y que termine “persecución”

La comunidad internacional tampoco fue indiferente ante lo sucedido. Julie Chung, subsecretaria del Departamento de Estado de Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, condenó “enérgicamente” la detención de Guevara y pidió a la comunidad internacional hacerlo lo mismo y “exigir liberación de todos los detenidos por motivos políticos”.

La cancillería del vecino Colombia rechazó la detención del dirigente opositor, calificándola también de arbitraria, y pidió “garantías para su vida y su libertad inmediata”.

Guevara salió en septiembre del año de la embajada de Chile en Caracas, donde estuvo refugiado por tres años, luego de que el Gobierno de Nicolás Maduro lo incluyera a una lista de indultados.

El gobierno chileno, a través de su canciller Andrés Allamand, pidió la liberación de dirigente de Voluntad Popular y que “se termine con la persecución a los dirigentes opositores de ese país”.

Por su parte, el Gobierno canadiense se unió a los llamados por la liberación del opositor venezolano asegurando que se trata de una “agresión a sus derechos democráticos y a los del pueblo venezolano”.

Otro país de la región en expresarse fue Perú, quien aseguró que la detención de Guevara y el hostigamiento contra Guaidó «erosionan las posibilidades del diálogo entre los venezolanos».

El presidente Nicolás Maduro aseguró del día de ayer que una de sus condiciones para ir a un proceso de diálogo con la oposición es que “todos los sectores renuncien a planes violentos con delincuentes”.

“Algunos de estos sectores, por solicitud de ustedes diputados, los hemos indultados de causa anteriores, pero salen indultados, salen en libertad e inmediatamente se incorporan a buscar delincuentes, a pagar grupos violentos y a preparar magnicidio”, indicó el mandatario en una reunión de la comisión para el diálogo, la paz y la reconciliación de la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista electa en diciembre de 2020, transmitido por el canal oficial horas después de la detención de Guevara.

VOA Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − seis =