Cuatro supuestos sospechosos del magnicidio en Haití mueren en tiroteo

El jefe de la Policía Nacional de Haití dijo que cuatro personas sospechosas de llevar a cabo el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise, murieron el miércoles en un tiroteo con la policía.

El jefe policial Léon Charles dijo a los periodistas en Puerto Príncipe que otros dos sospechosos, a quienes describió como «mercenarios», fueron arrestados durante el tiroteo. Tres policías que habín sido apresados como rehenes por los presuntos asesinos fueron liberados. Charles no proporcionó ninguna otra información sobre la operación.

La persecución se inició poco después de que Moise fuera asesinado a tiros durante una redada antes del amanecer del miércoles, en su residencia privada en un rico suburbio de Puerto Príncipe. Bocchit Edmond, embajador de Haití en Estados Unidos, dijo a periodistas en Washington que la frontera de Haití con República Dominicana y sus aeropuertos están cerrados.

Cuando VOA le preguntó si los funcionarios conocían la nacionalidad de los hombres armados, Edmond dijo que no estaba seguro, pero según las imágenes de video obtenidas por la policía nacional y consideradas creíbles, los asesinos se hicieron pasar por agentes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

El primer ministro interino, Claude Joseph, declaró el estado de sitio y dijo que ahora estaba a cargo del país.

La primera dama Martine Moise, quien también recibió un disparo durante el ataque, se encuentra en condición estable pero crítica, dijo el embajador. Ha sido trasladada a un hospital en Miami, Florida, para recibir tratamiento. Uno de los hijos del presidente que estaba en casa durante el ataque fue trasladado a un lugar seguro.

Reacción de Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, condenó el asesinato y expresó sus condolencias en un comunicado emitido por la Casa Blanca.

“Condenamos este acto atroz y le envío mis más sinceros deseos por la recuperación de la Primera Dama Moise. Estados Unidos ofrece sus condolencias al pueblo de Haití y estamos listos para ayudar mientras continuamos trabajando por un Haití seguro y protegido». Biden calificó el ataque de «muy preocupante».

«Necesitamos mucha más información», dijo en respuesta a la pregunta de un periodista antes de abordar el Marine One en ruta a la Base Conjunta Andrews el miércoles por la mañana.

El mundo reacciona

El magnicidio ha sido condenado por gobiernos y organismos internacionales.

En Nueva York, el presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el embajador francés Nicolas de Riviere, dijo que el consejo estaba profundamente conmocionado por el asesinato.

El consejo se reunirá en privado el jueves por la mañana para discutir los hechos.

“Este es un momento crítico. Creo que todos sabíamos que era delicado y difícil sobre el terreno en Haití ”, dijo a la prensa la embajadora de Irlanda, Geraldine Byrne Nason. Explicó que el consejo discutiría cómo podría apoyar al pueblo de Haití.

“Creo que esta es una hora oscura para ellos, y ciertamente queremos estar seguros de poder expresar nuestro apoyo al pueblo de Haití”, dijo.

Las Naciones Unidas tienen alrededor de 1.200 empleados en Haití como parte de su misión política allí.

En Washington, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos celebró una reunión virtual de emergencia para discutir el asesinato de Moise el miércoles por la tarde. Los estados miembros condenaron el asesinato y expresaron sus condolencias y solidaridad con el pueblo haitiano.

Amnistía Internacional instó a que se lleve a cabo una investigación sobre el asesinato de Moise y lo califica como un «indicador alarmante de la grave crisis política y de derechos humanos que Haití ha estado enfrentando durante años».

“Esta es una llamada de atención para la comunidad internacional y para las autoridades haitianas que han supervisado la impunidad crónica e ignorado los llamados de los defensores de derechos humanos que ha allanado el camino para una crisis tan grave”, dijo Erika Guevara-Rosas, Amnistía. director regional para las Américas.

Legisladores estadounidenses reaccionan

En Washington, el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, el demócrata de Nueva York Gregory Meeks, expresó sus condolencias a la familia Moise y al pueblo haitiano. También expresó su preocupación por la violencia.

“La espiral de violencia y asesinatos políticos son una amenaza para la democracia en Haití. Mis pensamientos están con el pueblo haitiano, ya que todos esperamos el regreso a la paz y la estabilidad”, dijo Meeks en un comunicado. «Haré todo lo que pueda para apoyar una investigación exhaustiva para asegurar que los involucrados rindan cuentas».

El principal republicano del comité, Michael McCaul de Texas, también emitió un comunicado condenando el asesinato y pidiendo una investigación.

“Condeno enérgicamente el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise y espero que su esposa, que resultó herida en el ataque, se recupere rápidamente. Debe haber una investigación completa y una rendición de cuentas adecuada por su asesinato. Mi más sentido pésame a la familia Moise y al pueblo de Haití”.

Aumento reciente de la violencia

Moise había enfrentado a una fuerte oposición de sectores de la población que consideraban ilegítimo su mandato, y tuvo siete primeros ministros en cuatro años.

La fecha de finalización de su mandato se convirtió en la fuente de un tenso enfrentamiento. Moise sostuvo que su mandato se extendió hasta el 7 de febrero de 2022, pero otros afirmaron que terminó el 7 de febrero de 2021.

Además de la inestabilidad política y división, en Haití ha aumentado la violencia de las pandillas.

La semana pasada en Puerto Príncipe, el líder de la pandilla Jimmy Cherisier, conocido por el sobrenombre de Barbecue, salió a las calles para protestar contra el gobierno de Moise, pidiéndole que renunciara.

«¡Jovenel (Moise) debe irse!» Cherisier dijo a los periodistas durante la protesta. «Un nuevo grupo de personas necesita liderar este país, y debemos sentarnos juntos alrededor de una mesa, tener un diálogo nacional para que podamos redefinir este país».

Buscando tranquilizar a la nación, el primer ministro interino ha pedido tranquilidad. “Mantén la calma. La nación está segura. Busquemos la armonía”, dijo Joseph.

Edmond reiteró ese mensaje durante su sesión informativa con los periodistas: La violencia no es la respuesta. No hay futuro en eso”, dijo.

VOA Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 − dos =