La OMS aprueba uso de emergencia de la vacuna china Sinovac

Se trata del segundo inmunizante chino aprobado por la OMS, y a partir de ahora también podrá utilizarse para el dispositivo internacional Covax de distribución de vacunas anticovid, sobre todo en países desfavorecidos.

«El mundo necesita desesperadamente numerosas vacunas anticovid para hacer frente a las enormes desigualdades en todo el planeta», declaró Mariangela Simao, subdirectora general de la OMS encargada del acceso a los medicamentos y a los productos sanitarios.

El 7 de mayo, la OMS aprobó la vacuna Sinopharm, fabricada en Pekín.

La eficacia de Sinovac para prevenir los casos de covid-19 sintomáticos es de 51%, pero tiene una eficacia del 100% para evitar casos graves y hospitalizaciones en las poblaciones estudiadas. Su eficacia en mayores de 60 años no se ha estudiado.

Este suero, de tipo vacuna inactiva, es fácil de almacenar, lo que hace que sea fácil de gestionar y que esté especialmente adaptado a los países con pocos recursos, subrayó la agencia de las Naciones Unidas.

La organización también ha aprobado el uso de las vacunas de Moderna, de Pfizer-BioNTech, las dos de AstraZeneca fabricadas en India y en Corea del Sur (aunque el producto sea idéntico, la OMS las contabiliza como dos vacunas distintas a la hora de dar su aprobación) y la de Johnson & Johnson, llamada Janssen.

Este procedimiento ayuda a aquellos países que no tienen medios para determinar por sí mismos la eficacia y la inocuidad de un medicamento, a poder acceder más rápidamente a las medicinas. Además, permitirá que el sistema Covax pueda plantearse contar con vacunas suplementarias.

La vacuna Sinovac ya se está utilizando en 22 países y territorios, según datos recabados por la AFP. Además de en China, se está administrando en Túnez, Chile, Brasil, Indonesia, México, Tailandia y Turquía, entre otros países.

Con información de AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − trece =