Academia Nacional de Medicina alerta que no todo lo que llega son vacunas, también hay productos experimentales

La población venezolana por su parte, en vista de la desesperada situación que presenta el país, sin mencionar la condición social del mismo, están recurriendo como una peligrosa medida de prevención a terapias que no han sido probadas y cuyo resultado es desconocido, y que puede terminar resultando nocivo y perjudicial para la salud de las personas que recurran a las ¨las gotas milagrosas.¨

Presentado en el boletín número 32, en el cual además indican que en Venezuela el suministro de vacunas contra el COVID-19 es espasmódico, insuficiente y no planificado debido a la ausencia de un Plan Nacional de Vacunación conocido.

Por lo tanto, dice la Academia, ¨urgen la colaboración y la cooperación internacional para obtener las dosis necesarias de vacunas, y así evitar la profundización de la Emergencia Humanitaria Compleja que ha estado afectando al país desde 2016.¨

El pasado 15 de mayo la ANM en el artículo publicado el 15 de mayo 2021 en la revista científica internacional The Lancet (Vol.397: p.1806), refirió a que el sistema de salud venezolano está colapsado y es incapaz de responder al número cada vez mayor de pacientes que requieren hospitalización.

¨El personal asistencial, se ha visto afectado significativamente por la epidemia que, en este sector, ha provocado la letalidad más alta registrada en las Américas. Mientras que muchos otros países de la región latinoamericana negociaron con anticipación la adquisición de vacunas y ya están implementando programas de vacunación, Venezuela no lo hizo¨.

Con información de Efecto Cocuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 4 =