Hungría renunció a participar en futuras adquisiciones comunitarias de vacunas

Hungría no desea participar en la nueva adquisición de vacunas de Bruselas, el gobierno húngaro tiene suficientes reservas, explicó el ministro de Gobernación, Gergely Gulyás.

Hungría, un país centroeuropeo de 9,7 millones de habitantes, dispone de reservas superiores a 10 millones de vacunas de producción occidental, precisó el funcionario en una rueda de prensa telemática.

La mayor parte de estas vacunas proceden de BioNTech/Pfizer, que podrán ser usadas una tercera dosis, «lo que será suficiente hasta la segunda mitad de 2022», dijo Gulyás.

El gobierno del ultranacionalista Viktor Orbán fue el primero de la Unión Europea (UE) que se desmarcó de sus socios comunitarios para utilizar fármacos no autorizados por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), como la rusa Sputnik V y la china Sinopharm.

50% de la población húngara recibió ya al menos una primera dosis de alguna vacuna y según el ministro se espera que el ritmo de vacunación se ralentice en las próximas semanas.

Gulyás agregó que Hungría espera contar para la segunda mitad de 2022 con la capacidad de fabricar vacunas en una planta por construir en la ciudad de Debrecen, en el este del país.

La Comisión Europea planea adquirir unas 1.800 millones de dosis de vacunas, en su gran mayoría de BioNTech/Pfizer, para ser entregadas de aquí al año 2023.

AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =