Médicos Sin Fronteras refuerza respuesta al COVID-19 en el municipio Sifontes en Bolívar

MSF y el Instituto de Salud Pública de Bolívar, junto otras autoridades locales, iniciaron un plan de atención ante el aumento de contagios entre personas que viven en zonas mineras afectadas por el coronavirus y otras condiciones de vulnerabilidad, informó la organización mediante una nota de prensa compartida este 3 de mayo. Reseña Efecto Cocuyo.

“En estas áreas el sistema de salud ya era frágil antes de la pandemia y son muchos los retos en una zona minera donde hay una gran movilidad de personas y un acceso limitado a los servicios básicos como el agua y el saneamiento. Con el reciente aumento de casos de COVID-19 las estructuras sanitarias ya están funcionando al máximo de su capacidad”, dijo Jean Hereu, coordinador general de MSF para proyectos en Bolívar y Anzoátegui.

Agregó que el refuerzo en la atención está enfocado en las estructuras sanitarias locales en Tumeremo y Las Claritas. MSF tiene presencia en el Hospital José Gregorio Hernández de Tumeremo, principal ciudad del municipio Sifontes, para atender a personas con síntomas de COVID-19.

Al inicio de la pandemia, MSF realizó reestructuraciones y acondicionamientos para reorganizar el flujo de pacientes y la hospitalización de pacientes moderados. En febrero y marzo de 2021, MSF ayudó a aumentar la capacidad de cinco camas de hospitalización a 16 camas que se mantienen operativas.

Médicos Sin Fronteras también apoya al Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de Tumeremo, a través de insumos médicos y la ampliación de la capacidad de asistencia con oxígeno para pacientes graves.

Según la nota de prensa, en el Hospital de Tumeremo los equipos han examinado a 1.300 personas y atendido a otras 700 a través del sistema de triaje. También ha apoyado la hospitalización de más de 50 pacientes con síntomas leves y moderados.

En la población minera de Las Claritas, el equipo ha diseñado e implementado áreas especiales de tamizaje y triaje en el ambulatorio de Santo Domingo. También estableció un área específica para la atención y tratamiento de casos leves y dispuso concentradores de oxígeno. 

Médicos Sin Fronteras está presente en el estado Bolívar desde 2015, cuando comenzó a trabajar en el Municipio Sifontes junto al Programa Malaria, el Instituto de Salud Pública y las autoridades locales para reducir el número de casos de malaria a través del diagnóstico y tratamiento, control vectorial y promoción de la salud.

Con información de nota de prensa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =