En el Zulia 38 hospitales cuentan con vacunas anticovid

La Gobernación del estado Zulia, liderada por el economista Omar Prieto Fernández, realizó la distribución e inicio de vacunación Anti-COVID-19 en 38 Centros hospitalarios dependientes del Ministerio del Poder Popular para la Salud, Instituto Venezolano del Seguro Social, Sanidad Militar y Hospital Coromoto del Zulia, centros asistenciales que iniciaron la aplicación de la vacuna Anti-COVID-19 de acuerdo al Plan Nacional de Vacunación establecido por el gobierno del Presidente Nicolás Maduro.

En éste sentido, la doctora Omaira Prieto, máxima Autoridad de Salud de la región zuliana, explicó que cada director o directora de hospital de salud pública, fue instruido para el retiro coordinado de las dosis asignadas de producto biológico para inmunizar al personal de primera línea de atención, preservando la cadena de frío y técnica de aplicación de la vacuna.

Indicó que la vacuna seleccionada para el personal de salud en esta fase, es la elaborada por el laboratorio Sinopharm denominada Verocell, compuesta de virus vivo atenuado y cuya administración en humanos es en dos dosis con intervalo de 21 días, en personas de 19 a 59 años.

Por su parte el director de Epidemiología del Zulia, doctor Darío Portillo explicó que el referido producto biológico se almacena en refrigeradores con temperatura controlada entre dos y ocho grados centígrados, similar a otras vacunas que conforman el Programa Ampliado de Inmunización Nacional (PAI), para lo cual sean tomado medidas estrictas para preservar la cadena de frío así como planes especiales ante cualquier contingencia.

Portillo informó que hasta ahora en la región zuliana la aplicación de las vacunas Anti-COVID-19 tanto la Sputnik-V creada de adenovirus humano, como la vacuna Verocell, no han provocado eventos adversos inesperados luego de su aplicación en personal de salud, tan solo se han registrado reacciones esperadas después de la vacuna en algunas personas como dolor de cabeza o fiebre, síntomas autolimitados que desaparecen en un lapso de 24 a 48 horas.

El proceso de vacunación es parte fundamental en el combate contra la infección aguda producida por el virus SARS-CoV-2 y sus complicaciones. Sin embargo las autoridades de salud advierten a la población que es vital continuar usando el tapabocas, el lavado de manos, el distanciamiento social y acudir a un centro de salud centinela ante el más mínimo síntomas similar a los producidos por el COVID-19, esto con el objetivo de atacar la enfermedad en etapa temprana y evitar su avance cuyo desenlace puede ser la muerte de la persona contagiada.

Fuente: Oippez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =