Las acciones de Asia arrancaron este lunes en alza

(Reuters) – Los mercados bursátiles asiáticos subieron el lunes, mientras que los precios del petróleo cayeron cuando el barco que bloqueaba el Canal de Suez volvió a flotar, lo que aumenta las esperanzas de que la vía fluvial vital pueda reabrirse y aliviar los retrasos en los envíos mundiales.

La noticia se sumó al optimismo sobre el crecimiento mundial a medida que los mercados esperan que el presidente Joe Biden describa sus planes de gasto en infraestructura esta semana, lo que podría impulsar una recuperación estadounidense que ya se está acelerando.

“Esperamos que la economía mundial se expanda con fuerza en un 6,4% este año, impulsada por un gran estímulo fiscal estadounidense, con efectos positivos para el resto del mundo”, dijo el economista de Barclays Christian Keller.

«El aumento de la inflación en los próximos meses debería ser transitorio, y los bancos centrales centrales parecen comprometidos a analizarlo».

El índice más amplio de acciones de Asia-Pacífico de MSCI fuera de Japón sumó un 0,3%, con la actividad restringida por la proximidad del final del trimestre. Las fichas azules chinas subieron un 0,8%.

El Nikkei de Japón ganó un 1%, aunque hubo cierto nerviosismo cuando Nomura informó que su unidad estadounidense podría enfrentar una pérdida de $ 2 mil millones relacionada con un cliente.

También hubo cierta cautela después de que una ola de operaciones en bloque de $ 20 mil millones golpeó los mercados el viernes, supuestamente vinculada al fondo de inversión Archegos Capital.

Por ahora, los futuros del Nasdaq bajaron un 0,6% y los futuros del S&P 500 un 0,5%. Los futuros de EUROSTOXX 50 consiguieron subir un 0,2%, mientras que los futuros del FTSE se mantuvieron planos.

La perspectiva de un crecimiento económico más rápido de Estados Unidos ha estimulado la especulación de una inflación creciente y ha pesado sobre los precios de los bonos del Tesoro. Los rendimientos de las notas estadounidenses a 10 años bajaron ligeramente el lunes hasta el 1,66%, pero aún no estaban lejos del máximo reciente de 13 meses del 1,754%.

Los rendimientos europeos se han visto limitados por la compra activa del Banco Central Europeo, lo que amplía la ventaja de rendimiento del dólar sobre el euro. La moneda única se ubicó por última vez en 1,1786 dólares, tras haber alcanzado un mínimo de cinco meses de 1,1760 dólares la semana pasada.

Los analistas de TD Securities señalaron que el euro no pudo encontrar ningún beneficio de una encuesta IfO alemana muy sólida el viernes que mostró la moral empresarial en un máximo de casi dos años y signos de recuperación en el sector de servicios.

«Esto sugiere que el posicionamiento del mercado aún permanece significativamente sesgado hacia el lado largo en EURUSD, a pesar de que el spot ha experimentado una caída significativa a través del promedio móvil de 200 días», escribieron en una nota. «Seguimos enfocándonos en los riesgos a la baja desde aquí».

El dólar se mantuvo en 109,50 yenes, habiendo alcanzado su máximo desde principios de junio el viernes en 109,84. El índice dólar se situó en 92,774, tras alcanzar su máximo desde mediados de noviembre.

El aumento de los rendimientos ha afectado al oro, que no ofrece un rendimiento fijo, y lo dejó en 1.730 dólares la onza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + dieciocho =