José Luis Alcalá: “No permitir el ingreso de las vacunas anticovid es un crimen de lesa humanidad”

El presidente de Un Nuevo Tiempo (UNT) en el estado Zulia, José Luis Alcalá Rhode, rechazó las pretensiones del gobierno de Nicolás Maduro de prohibir el ingreso de 12 millones de vacunas que llegarán a Venezuela a través del mecanismo Covax enviadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para combatir la pandemia del Covid-19.

“El régimen juega con el sufrimiento de las familias venezolanas, no permitir el ingreso de las vacunas anticovid es un crimen de lesa humanidad en flagrancia. Las aberrantes declaraciones de Delcy Rodríguez, de negar el ingreso de la vacuna producida por el laboratorio AstraZeneca, lo que demuestra es que a ellos no les interesa resolver el drama que se vive en el país por la pandemia”, expresó.

Señaló que la administración de Maduro no cubre los altos costos de los tratamientos para combatir la enfermedad en los hospitales centinelas, y que son los mismos familiares de los pacientes quienes hacen grandes sacrificios para tratar de salvar la vida de sus enfermos y acusó al inquilino de Miraflores de politizar la salud del país.

“Ellos criminalizan a quienes piden ayuda para poder costear los medicamentos, hay centenares de personas enfermas que no tienen los recursos y ahora le van a negar la posibilidad a 6 millones de venezolanos en estado de vulnerabilidad de recibir la vacuna, porque no quieren aceptar la ayuda de organismos internacionales y más cuando de por medio se encuentran países que no comulgan con su ideología. La vacuna no se puede seguir tratando con cálculos políticos y propaganda”, manifestó

El presidente de UNT Zulia afirmó que la principal acción que ha tomado Juan Guaidó, es coordinar la liberación de fondos económicos pertenecientes a Venezuela para que el país adquiera también las vacunas para ayudar a la población desprotegida.

“Al régimen no le importa que lleguen más vacunas porque ellos ya se vacunaron, cuando se suponía que estas dosis de la SputnikV eran para el personal de salud en la primera línea de combate y personal de seguridad. Mientras siguen en aumento los casos en todos los estados del país. Ellos no tienen la capacidad para resolver y los venezolanos no podemos esperar más tiempo, aún se pueden salvar vidas”, aseveró.

Acotó que es necesario un plan de vacunación bien estructurado y coordinado, sin distinciones sociales y políticas, que permita a 6 millones de venezolanos acceder de manera gratuita a la vacuna, para que así no se siga sufriendo en el país por la pandemia del Covid-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − cuatro =