Dinamarca suspende hasta nuevo aviso uso de vacunas AstraZeneca

Este jueves la Dirección General de Sanidad de Dinamarca anunció la suspensión del uso de las vacunas de la farmacéutica AstraZeneca, al iniciar una investigación exhaustiva a presuntos efectos secundarios en personas que ya la han recibido mediante el plan de vacunación llevado a cabo por el país.

Uno de estos casos registrados se encuentra relacionado con una muerte, explican en un comunicado las autoridades sanitarias que todavía no se puede concluir que haya una relación entre la vacuna y los trombos.

Por lo que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) dio comienzo a una investigación de los casos que, de acuerdo a la Dirección General de Sanidad danesa, han establecido «un principio de prudencia» en el proceso, el cual prevé ejecutar una nueva valoración a finales de este mes.

«Estamos en la campaña de vacunación más grande e importante en la historia de Dinamarca, necesitamos todas las vacunas que podamos conseguir. Por eso no es una decisión fácil suspender una, pero debemos reaccionar con cuidado cuando hay evidencia de posibles efectos graves», explicó el director de la SST, Soren Brostrom.

Brostrom mencionó también que la acción tomada solo refiere a una medida de seguridad ante la existencia de estos casos con efectos secundarios, ya que «hay buena documentación» de que la vacuna de AstraZeneca es «segura y efectiva», pero las autoridades danesas se ven obligadas a reaccionar ante la situación, que también está siendo evaluada en otros países europeos.

La suspensión de citas para la administración del biológico supone un retraso de casi 4 semanas en el proceso de vacunación que, según lo estipulado por el país, debería concluirse el 5 de agosto, mes en el que Dinamarca tiene previsto cumplir con la inmunización de todos lo ciudadanos que deseen vacunarse.

«Ante todo es importante que cuando surjan riesgos en relación con una vacuna, estos sean investigados. Por eso, pienso que es correcto suspender la vacunación de AstraZeneca», expresó la primera ministra danesa, Mette Frederiksen.

Fuente: EFE

María Eugenia Almarza. / Pasante Periodismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 1 =