Bolivianos votan por segunda vez en medio de la pandemia

Por segunda vez en pandemia, los bolivianos acudieron a votar el domingo para elegir alcaldes y gobernadores, en unos comicios donde la oposición busca recuperar terreno frente al gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) del presidente izquierdista Luis Arce y del exmandatario Evo Morales.

“La jornada electoral transcurrió con normalidad, sólo se han presentado incidentes menores”, evaluó el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, al cierre de la votación que se amplió en varias regiones debido a retrasos.

No se conocerán resultados el domingo, anticipó Romero. El cierre del cómputo podría demorar más de una semana debido a que varias mesas deberán repetir la votación. En una remota localidad rural amazónica la votación fue suspendida debido a inundaciones.

Morales y Arce fustigaron la presencia de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo que denunció los comicios de 2020 por supuesto fraude en los que Morales buscaba un cuarto mandato tras 14 años en el poder.

“Es un organismo indeseable… cualquier declaración que emite carece de validez para el pueblo”, publicó el expresidente en Twitter. Arce dijo que no acudirá a ninguna reunión de los observadores del organismo interamericano.

Unos 7,1 millones de bolivianos estaban facultados para sufragar.

La anterior elección se desarrolló en octubre en medio de la crisis sanitaria y política que concluyó con un holgado triunfo de Arce y la renovación total de la Asamblea Legislativa dominada por el MAS, cuyo líder es Morales.

Morales (2006-2019) votó en el Chapare, región cocalera del centro de Bolivia. Su precipitada renuncia en octubre de 2019 tras unas elecciones denunciadas de fraudulentas desencadenó una crisis política y un estallido social que dejó 36 muertos y derivó en la asunción de un gobierno transitorio de derecha encabezado por Jeanine Áñez.

El MAS retomó el gobierno con la victoria de Arce, quien fue ministro de Economía de Morales por 12 años.

Sin rivales en la izquierda, el MAS sigue siendo el partido más grande frente a una dispersa oposición de centro y de derecha que acude dividida a la contienda, pero es favorita para retener las alcaldías de las cuatro ciudades más grandes, entre ellas La Paz y Santa Cruz, según encuestas preelectorales.

“El MAS llega dividido y con importantes escisiones, pero sobre todo con el liderazgo de Morales cuestionado” por acusaciones de partidarios de haber impuesto candidatos, según el analista y escritor José Rafael Vilar.

Hasta ahora, la oposición ha sido más fuerte en las gobernaciones y alcaldías de las principales regiones y ciudades frente al MAS, que domina principalmente las alcaldías rurales.

La campaña transcurrió en medio de un pico de contagios por la segunda ola del COVID-19 que ha ido en descenso en los últimos días. Hasta el domingo, Bolivia acumulaba 253.297 contagios y 11.798 fallecidos.

Los votantes acudieron a votar con barbijo y debieron realizar largas filas en los colegios electorales para evitar la aglomeración. El horario se amplió a nueve horas.

En total serán elegidos 5.000 autoridades, entre ellos nueve gobernadores, alcaldes y concejales en 327 municipios y asambleístas regionales en nueve provincias. Debido a la compleja elección los resultados se conocerán máximo en una semana, según las autoridades electorales.

AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 5 =