Google dejará de usar las cookies que rastrean lo que hacen sus usuarios

Google, uno de los proveedores de anuncios más grandes del mundo y dueño del navegador más popular, Chrome, adelantó a principios del 2020 su intención de eliminar las tan controversiales cookies de terceros, pero ahora va más allá asegurando que no las reemplazará por otra tecnología similar. El gigante de internet se comprometió a no reemplazar las cookies de terceros que siguen al usuario por la web, un mecanismo utilizado para ofrecer publicidad personalizada, una vez que las elimine de su navegador.

Con su decisión, Google sigue los pasos de otras plataformas que proveen buscadores al eliminar las llamadas cookies de terceras partes. En países como Reino Unido, por ejemplo, la decisión está siendo estudiada por la autoridad competente.

La Autoridad de Mercados y Competencia señaló el pasado enero que el plan de Google de retirar estas cookies -que de facto hará que se comparta menos información con anunciantes- podría tener “un impacto significativo” en el mercado publicitario y páginas web de noticias. Un grupo de profesionales de marketing contrario a este plan argumenta que, de llevarlo a cabo, Google sacará ventaja, pues tiene otras formas de obtener información personal de sus usuarios.

“Hacemos explícito que, una vez suprimamos las cookies de terceros, no crearemos identificadores alternativos para seguir a los internautas mientras navegan a través de la web y no los usaremos en nuestros productos”, escribió en una entrada en el blog de la compañía el director de gestión de producto, privacidad publicitaria y confianza, David Temkin.

Google, que seguirá vendiendo anuncios -su principal fuente de ingresos-, argumenta que tanto su empresa como otras necesitan dar con una solución que “proporcione resultados” a los anunciantes. En la actualidad señala que las personas no deberían ser rastreadas de forma invasiva para “conseguir los beneficios” de la publicidad personalizada. Una manera de hacerlo, señaló Google en su comunicado, es “ocultar a individuos entre grandes multitudes de gente con intereses comunes”, para que el historial de búsqueda de uno de ellos sea difícil de averiguar.

Información extraída de la BBC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − once =