El Papa Francisco llega a Irak cumpliendo el anhelo de Juan Pablo Segundo

Tal como lo había anunciado y como se tenía previsto. Este viernes 5 de marzo el Papa Francisco llegó a Irak, siendo su viaje número 33 y el primero desde el inicio de la actual pandemia del covid-19, además del más arriesgado a la fecha, convirtiéndose en un hecho histórico sin precedentes, al tratarse de la nación con mayores conflictos del medio oriente y a la que, por primera vez, un Sumo Pontífice de la Iglesia Católica llega a estrechar lazos con una población mayormente Chií.

Junto al acompañamiento especial del vaticano, el Papa Francisco arribó en un vuelo de Alitalia al territorio soberano de Medio Oriente, donde dio al salir del avión un primer saludo, del cual bajó con mascarilla, al igual que todos los presentes.

Seguidamente fue recibido en el aeropuerto por el primer ministro del país, Mustafa Abdellatif Mshatat, para posteriormente ser trasladadao al palacio presidencial donde lo recibió el jefe de Estado, Barham Ahmed Salih Qassim, quien en conversación ante los medios le agradeció su visita.

Según información difundida por EFE, se descarta que Francisco use un chaleco antibalas, pero si se sabe que contará con estrictas y fuertes medidas de seguridad a lo largo de toda su visita, al igual que no usará papamóvil por los riesgos de seguridad que esto implicaría, por lo que se desplazará en vehículos blindados.

Se señaló también que el periplo histórico incluye Bagdad y Erbil, dos ciudades donde recientemente se dispararon cohetes entrando en conflicto con fuerzas estadounidenses, al igual que una etapa en Mosul, antiguo bastión de los yihadistas de Estado Islámico, con una reunión amistosa con uno de sus principales líderes: el gran ayatolá Ali Sistaní

De momento se tiene previsto que Francisco visite este sábado la antigua Ur, una zona y etapa de esta peregrinación de gran significado y con fuertes vínculos espirituales, al considerarse como la cuna del cristianismo, siendo la tierra del profeta Abraham, padre de las tres religiones monoteístas.

El objetivo alcanzado por Francisco este viernes 5 de marzo, representa el cumplimiento de una meta, con la cual el fallecido y recordado Papa Juan Pablo II solo pudo soñar, pues durante su papado varias veces le fue prohibida la visita a Irak por razones también referentes a los conflictos en la nación.

Fuente: Agencia EFE

María Eugenia Almarza. / Pasante Periodismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + seis =