Saab asegura que no hablará en contra de Maduro si es extraditado por Cabo verde a EEUU

El empresario colombo-venezolano, Álex Saab, supuesto testaferro del presidente Nicolás Maduro, afirma en reciente entrevista concedida a la agencia de noticias EFE que «no colaboraría con EEUU» de ser extraditado por Cabo Verde a ese país, ya que según él mismo está detenido a petición de Washington.

Saab fue noticia en todo el mundo luego de ser detenido el pasado 12 de junio de 2020, ante una solicitud por parte de Estados Unidos cursada a través de Interpol por el delito de blanqueo de dinero en Cabo Verde, donde fue tomado por sorpresa por las fuerzas de búsqueda y rastreo, mientras su avión hacía escala, para reposar en el Aeropuerto Internacional Amílcar Cabral en región africana.

Las declaraciones se dan en medio de la decisión tomada por un tribunal del país africano de entregar a Saab al país del norte, quien además fuera nombrado por Venezuela como «enviado especial» y «representante permanente adjunto» ante la Unión Africana, situación a la que éste ha apelado ante el Supremo Tribunal de Justicia de Cabo Verde, aunque sin éxito.

«Mi detención ilegal tiene una motivación totalmente política y es patético que el Gobierno de Cabo Verde haya doblado la rodilla ante EEUU», comentó a EFE el empresario de 49 años, en la entrevista exclusiva realizada a través de un cuestionario enviado por escrito desde su lugar de detención en Sal, donde de acuerdo a información revelada por la agencia de noticias «sólo tiene acceso telefónico a su familia y sus abogados.»

La nota también señala que el empresario tiene puestas sus esperanzas en el Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), el cual este mes debe pronunciase sobre su extradición, que ya a finales de 2020 falló a favor de su arresto domiciliario, decisión que las autoridades de Cabo Verde acataron en contraposición.

El Vínculo con el Gobierno venezolano

En relación a Venezuela, Saab aseguró en respuesta a las preguntas realizadas por EFE, que no ha cometido ningún delito; afirmó que conoció al presidente Maduro cuando este era ministro de Asuntos Exteriores durante el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez. Asegura que desde entonces a trabajado de manera regular en varios proyectos con la nación al demostrar ser alguien responsable lo que le valió la experiencia para ganarse su primer contrato. Enfatizó que considera que su detención se debe en parte a esto, lo que cree injusto y que, de ser extraditado, no hablaría en contra del presidente Maduro.

De igual manera se le preguntó si había hablado con el mandatario nacional desde su arresto a lo que respondió que no, pero que igual está «encantado de haber recibido a través de los canales oficiales un mensaje de apoyo y ánimo», lo cual agradece.

Fuente: Entrevista Agencia de Noticias EFE.

María Eugenia Almarza. / Pasante Periodismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 17 =