Uber deberá contratar a conductores como empleados directos con beneficios

La empresa de la aplicación de servicios Uber perdió recientemente en un proceso legal que comenzó desde el año 2016 en Reino Unido, en el cual, el Tribunal Supremo del país dictaminó este viernes 19 de febrero, que la empresa a partir de este momento en la región, deberá contratar a sus empleados como propios con beneficios legales y no como ya establecía su modelo de negocio como trabajadores autónomos.

Esto supone un agresivo vuelco en el modelo planteado por la plataforma digital desde sus inicios, la cual en su contrato de prestación de servicios, se presenta como una empresa intermediaria y prestadora de servicios a quienes necesitan del uso de un transporte, permitiendo una oportunidad de trabajo a quienes quisieran formar parte de este servicio y cuenten con un vehículo para hacerlo.

Lo cual implicaba hasta el momento que el conductor, descargara la aplicación, presentara una serie de pruebas de ingreso y comenzara inmediatamente a trabajar en el servicio de taxi, aunque sin ninguna relación laboral directa con la aplicación de modo de implementar un modelo de economía colaborativa, que a pesar de funcionar y ser aceptaba de común acuerdo en gran parte del mundo, también existen quienes en varios países, se muestran preocupados por algunas de las implicaciones del mismo.

Evaluando los pros y los contras de este tipo de acuerdos laborales siendo tema incluso también de empleados de la misma compañía, criticando abiertamente este modelo y la necesidad de avanzar por el contrario, en la formalización de los derechos laborales de quienes trabajan a través de plataformas digitales, no solo de Uber, también en otras similares ya existentes.

Algo que ya empieza a consolidarse en el caso del Reino Unido, pues de acuerdo al fallo del Tribunal Supremo de la nación, la empresa deberá contratar a los trabajadores con acceso a todos los derechos básicos, al igual que vacaciones pagadas, de modo de evitar disparidades en la relación laboral, que puedan suponer abusos o no reconocimiento del trabajo de sus empleados.

El reporte del dictamen judicial reseñado por la agencia EFE, también explicó, que la plataforma igualmente deberá cancelar el pago de una compensación a sus trabajadores actuales, por tiempo de prestación de servicios, situación que enfrenta a Uber ante un escenario en el que deberá de indemnizar a sus empleados en Reino Unido, con sumas de hasta 12.000 libras equivalentes a 13.834 euros, por cada uno de sus trabajadores.

María Eugenia Almarza. / Pasante Periodismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres − tres =