Opinión | Los Cuentos de La Madame. Por: Yrmana Almarza

Reciban todos mi saludo cordial, mi abrazo amplio cargado de buenos deseos. Hoy regreso en una nueva etapa, agradeciendo a todos su espera para volver a leerme. Soy por esto y sin dudar una periodista privilegiada, muy afortunada. «Me Lo Dijo Un Pajarito», está de sabático indefinido. Hoy desde el exilio traigo para ustedes esta nueva columna opinión y reflexión: «Los Cuentos de La Madame». Espero contar con el favor de su apoyo y que estas letras sean de su agrado.

Este nuevo nombre se lo debo a un amigo chavista. Sí, tuve muchos amigos chavistas en el pasado o eso creí, que eran mis amigos. Yo también creí en el chavismo de Hugo Chávez de manera fervorosa hasta el año 2007, cuando modificó la Constitución e incluyó esos cambios que pincelaron nuestras desgracias. Al igual que muchos venezolanos, pensé que con él íbamos por buen camino. Logré ver a tiempo que me equivoqué; hice de todo por enmendar mi error pero el daño general estaba hecho y aunque luchamos mucho por enderezar las cargas, hoy nuestro país ya no funciona como un Estado Democrático y mucho menos como una Sociedad de Derechos.

Hay que ser justos. Nuestra triste realidad no es sólo culpa del chavismo, también lo es de la oposición, de La Fuerza Militar, de la ciudadanía. Todos somos responsables aunque hayamos trabajado para evitar mayores desmanes. Gracias a Dios no todo está perdido. Encontramos caminos, unos lejos de casa, otros limitados y diezmados siguen allá hoy con los ojos más diáfanos que les permite saber quiénes son los opositores colaboracionistas, los convenientes enchufados, los tiranos, los dictadores, los miserables, los malvados. Por ellos oro. Pido a Dios que los mantengan firmes, incólumes, siendo luz cegadora que alumbre la oscuridad que hay.

La gente buena sigue en pie. Con ellos la dictadura no ha podido ni podrá, son las almas fuertes de nuestro país. Hay muchos disfrazados de buenos, ustedes, dentro y fuera de Venezuela también los conocen y amo que estén los de adentro en modo «misión agarre»: agarrándoles todo lo que dan porque eso que dan es nuestro, lo obtuvieron de manera deshonrosa al ser parte de círculos cercanos al macabro poder que domina políticamente a la Nación.

La Madame, es el nombre de una obra literaria cuya protagonista es una mujer. La original se escribió en 1856 en Francia. Retrató a una joven inconforme con su vida real. «Madame Bovary» by Gustave Flaubert, cuenta la historia de una chica devoradora de novelas románticas, que se hizo una idea del matrimonio muy distinta al matrimonio que tenía con un joven médico que la amaba como amaban los hombres a sus esposas en 1856.
El vocablo francés «Madame», significa en español señora: señora casada, la señora de alguien.

Cuando escuchamos esta palabra a nuestra mente viene la imagen de la mujer que se universalizó, la famosa, la versión de una prostituta de muy alto nivel, la zorra más grande de sus tiempos, aquella poderosa empresaria de la carne, propietaria de un burdel en el que todas las trabajadoras sexuales operaban como jugadoras de futbol para que ella y sólo ella anotara los goles de la victoria: acostarse con los más altos políticos, militares y hombres de poder de su época para obtener de ellos información para su provecho.

Las Madames fueron y son mujeres de la fastuosidad asociadas a la propiedad de prostíbulos o tiendas de ropas y accesorios; hábiles en el ejercicio económico y práctico del proxenetismo. Hoy día hay productos de belleza que llevan este nombre y La Madame de la historia más reciente en esta lado del trópico, es Liliana Campos, una extravagante proxeneta barranquillera, presa en Colombia por sus amplios y muy conocidos delitos sexuales en Cartagena.

Mi amigo chavista, en La Plaza Bolívar de Maracaibo, en diciembre de 2018 me dijo: «Tú eres una dama del periodismo, toda una señora. Tu columna se debería llamar «Los Cuentos de La Madame». Reímos hasta las lágrimas. Hoy les traigo estas líneas bajo este nombre, tan lleno de significados, sentidos y evocaciones por su solo nombre. Sé que cuando alguien diga que está leyendo «Los Cuentos de Madame», su mente le dirá que está leyendo los relatos de una puta, pero no de cualquier puta, no, son los cuentos de una señora de gran caché como la Matahari.

A mí me capturó la leyenda de una mujer conectada con las altas esferas de su sociedad, crítica hasta la muerte de la burguesía en la que vivió y que surgió producto de una revolución. Una Madame que obtuvo información de Estado útil para hacer rías contra personajes oscuros que disfrutaban ser poder sin importar el daño que le hacían a la gente. Esta Madame fue una informante dentro y fuera de su entorno, una mujer que ayudó a muchos a huir, a emigrar, a escapar, que apoyó con información sensible a los enemigos de la gente que despreciaba, que hizo rabiar a las damas de la sociedad que repudió y colaboró con agentes extranjeros que veían en los poderosos de su época un peligro para sus naciones. Algo más parecido a la vida de Madame Shulamit (Shula) Cohen Arazi, la espía judía.

«Las Madames son mujeres valientes», me dijo mi amigo chavista al despedirme aquella tarde de diciembre del 2018 en la Plaza Bolívar de Maracaibo. Nada más cierto. Una Madame sino es valiente no puede llamarse Madame, sea puta, espía, modista o periodista. Todas por la fuerza de la costumbre confían en algún momento y en algún momento son traicionadas hasta la muerte. Pero una Madame muere de pie, con la cara en alto, mirando a quien las quita la vida a los ojos.

Los Cuentos de La Madame es ahora mi nueva trinchera, una en la que seguiré haciendo lo que sé hacer, así que amigos míos, vamos con los cuentos de hoy.

500 dólares
Esto es lo que por la medida chiquita, le piden a un cristiano para enterrarlo en Venezuela. Sin mencionar que quienes deseen acompañar al deudo, debe pagar 50 dólares por un supuesto kit antiCovid que no es más que un vulgar tapabocas y otras pendejadas. Venezuela se volvió un país devorador inmisericorde con temas como este. No sólo se trata de estas cantidades impagables para los pobres, más no para los cercanos al poder rojo, sino el martirio de vivir en país sin combustible en el que para llevar a un deudo al Cementerio, hay que hacer uso de una bicicleta de tres ruedas, como en Maracaibo esta semana. Cuánto dolor y pena sufre mi pueblo.

Expulsado
Este cuento es viejo pero bueno y sabroso. A finales de septiembre del año pasado en España, el poder de Nicolás Maduro le dijo a Mario Isea «regresa papito». Isea era el Embajador de Venezuela por parte de la Revolución en la Madre Patria y su salida abrupta del privilegiado suelo madrileño, me contaron fue porque en Caracas le contaron a los rojos verdes que Isea había metido una petición de asilo político. Como la Revolución no perdona traición, Isea voló directo a Venezuela y a su dura vida española llegó Mauricio Rodríguez Gelferstein. !Patria, Socialismo o Muerte! ¡Venceremos!

¿Rosales?
Me pasan esta imagen. Se trata un capture de una publicación del medio digital zuliano Tu Reporte, que a través de su cuenta en IG, nos pone a mirar a Manuel Rosales como candidato a la Gobernación del Zulia para este año. Como aquí nadie se chupa el dedo, leyendo el texto podemos notar lo rebuscada de la nota para poner a sonar a Rosales nuevamente en la escena política regional: Si a Guanipa le quitan los pelos de la botella entonces el único que daría con las manos listas para agarra esa botella pelada es Manuel Rosales. Lo cierto es que anunciaron elecciones y el río empezó a sonar con aquel piedrero. Estemos atentos, porque hasta donde yo sé, cuando Rosales fue a la justa contra Prieto, a Rosales le dieron la cancha de escoger a su contendor. Si esto fue verdad, no dudo que a Prieto ahora siendo poder, le devuelva el favor.

Cambio
Estamos desgastando esta palabra. Todos queremos cambio, cambio en Venezuela, cambio en nuestras vidas actuales pero nadie habla de cambiar la conciencia ciudadana actual. Por allí es que debemos empezar a mirar a ver si logramos lo sustancial porque les digo sin temor a equivocarme, que Maduro y su combo se podrá ir a la Patagonia pero si como ciudadanos no dejamos de ser miserables, ni que se siente la Paloma Blanca de la Santa Sede mejora el país.

Flaco y feo… Así está Omar Prieto. ¿No se han dado cuenta?

34 años
Brindo y aplaudo de pie este nueva aniversario de #ElNuestro Canal 11 del Zulia. Son 34 años siendo la referencia audiovisual de la tierra de La Chinita y su Grey. Han sido muchos los cambios que ha vivido y las duras pruebas que enfrenta esta escuela; aún así, sigue allí, encendiendo su transmisor, mientras que haya electricidad, para que usted vea la mayor cantidad de verdad que se pueda mostrar. Dios los siga sosteniendo, a todos los que hacen posible que esta señal siga al aire. Verán mejores tiempos. ¡Sigan adelante!

Desde casa
En Venezuela y Colombia las clases serán virtuales. En las tierras de Bolívar no hay condiciones para volver de manera presencial a las escuelas. Las escuelas no están listas y hago la comparación para que vean que un país devastado y desasistido como Venezuela y otro donde la educación es prioridad como Colombia, coinciden en que no podrán detener la magnitud de la desgracia que se les puede venir encima de abrir nuevamente las escuelas. Lo del virus no es cuento de caminos.

Terrible
Todos los países vecinos a Venezuela nos cierran las fronteras por tierra y mar. Creo que hay aceptar que nunca recibiremos de ninguna nación la misma solidaridad que dimos en el pasado. Es duro, pero hay que entenderlo. Los nacionales de cada país que hoy, con horror nos ven llegar a sus tierras, no sólo olvidaron que Venezuela fue la tierra de todos en la que todos encontraron pan, tierra, trabajo y amor. Esta gente que hoy nos desprecia hasta los tuétanos de sus huesos, nada le debe a Venezuela en su mayoría. También hay que entender que el rechazo y desprecio viene porque somos migrantes pobres, es lo que se conoce como Aporofobia y porque muchos venezolanos están en tierra ajena haciendo desastres hasta la vergüenza y cometiendo indefendibles vejámenes.

Orgullo Zuliano
Mi colega y amigo Carlos Bohórquez me entero que emigró a los Estados Unidos porque fue noticia esta semana cuando nos llenó de orgullo a toda la comunidad de periodistas al conocerse que él, su voz, es la voz latina oficial para las transmisiones de los juegos en el Supér Bowl del equipo de fútbol Bucaneros en Tampa Bay. Lo pueden seguir en su cuenta de Instagram como @yosoycarlosbohorquez . Bohórquez, mucho más maduro espiritualmente, con una humildad impresionante, no se deja apabullar por este éxito que nos tiene a todos como decimos en nuestra Maracaibo amada «jochaos». Y es que el camino de un migrante que busca abrirse paso en lo profesional en el país que lo acoge no es nada fácil. Ver a un periodista deportivo de altura como él, ser narrador/traductor de uno de los juegos más esperados por toda la comunidad anglosajona y latina que vive en los Estados Unidos y quienes viven fuera y son amantes de esta disciplina, es sin duda un motivo de alegría perpetua para quienes hemos dejado atrás la casa y la vida buena que tuvimos. Éxitos Carlitos y bendiciones, que La Chinita te siga sonriendo hermano.

Unicef ColombiaLa oficina de Naciones Unidas para la infancia en Colombia está produciendo materiales con excelente contenidos para que migrantes y locales manejen herramientas de protección a la infancia en el más amplio sentido. El más reciente material es una guía de cuidados para menores que enfrentan peligros permanentes. Disponible en Unicef trabaja para continuar educando, informando sobre la atención y responsabilidad que los adultos tenemos sobre nuestros pequeños en estos momentos en los que dejamos solos a los chiquitines frente a una pantalla a propósito de la dinámica virtual. Son sendos los riesgos y peligros que hay en el Internet y los coyotes de la tecnología que buscan niños para sus voracidades, saben que nosotros como padres los dejamos frente a un dispositivo por horas sin supervisión. Importantes los consejos y recomendaciones que Unicef nos regalan en esta guía que recomiendo ampliamente. Descárguenla, es totalmente gratuita.

Incansable
Como un luchador califico a mi colega y hermano de vida Raúl Semprún, quien salió de Venezuela buscando mejores horizontes en Chile hace dos años y al tocar suelo chileno abrió una cuenta en Instagram para crear el espacio que informa sobre la realidad migrante venezolana en este país: @cronicasdechile. Raúl llegó con el norte puesto en esta propuesta informativa en donde se puede encontrar novedades, noticias, historias, comunicados oficiales y todo lo que tiene que ver con los migrantes venezolanos. Es una cuenta muy buena y dinámica. Visítenla.

Pedacitos de espejos
Cuando los conquistadores llegaron a América, es sobradamente conocido el cuento de que nos quitaron nuestro oro a cambio de pedazos de espejos partidos. Para este año en Venezuela, se habla de la realización de elecciones para Gobernador y Alcaldes pero no se hizo mención a las elecciones de diputados y concejales. Este detalle tan espectacular de lo que puede ser una nueva metida de gato por libre, la advierten los amigos de la Organización No Gubernamental Súmate. Cada elección, nos enseña Súmate, debe separada. Repito: SE-PA-RA-DA. Gobernadores con sus diputados y Alcaldes con sus concejales y los tiempos o lapsos de finalización de gestión de cada cargo son diferentes, por lo que las fechas de cada elección deben ser diferentes. Como siempre, magistrales son los consejos que nos dan los amigos de Súmate para ver y entender cada proceso electoral que se da en el país. Las reglas del juego son de fácil compresión gracias a los amigos de @sumateZulia en Twitter, Instagram y Facebook, también hay información muy buena y muy necesaria en las cuentas @Sumate y sumate.org. Síganlos, léanlos con atención, toda su información es iluminadora.

Muy Destacados
En República Dominicana hay un dúo dinámico. Un pareja poderosa que desde que llegaron a este país buscando una mejor vida, se pusieron los guantes y encontraron la fórmula para hacer lo que los periodistas más amamos: Informar. https://globalizateradio.com/ es el portal donde encontrarás la más variada, pertinente y oficial información en materia migratoria para quienes viven en RD. Con mucha altura y mucha calidad, los contenidos de Globalízate, proyecto de Gina Caldera y Hugo Sánchez, son frescos, sencillos y llenos de voces autorizadas para explicar los complejos detalles de la nada fácil decisión de empezar de nuevo en un país extranjero.

Gracias
Vaya mi agradecimiento especial a mi padre profesional, Darwin Chávez, quien también esperó que yo viviera mi proceso para poder volver a escribir. Gracias Padre, por guardar siempre un lugar para mis contenidos. ¡Dios te bendiga!

¡A cuidarse! Donde estén. Desde donde estén leyendo estas humildes líneas, por favor, CUÍDENSE. Usted está en toda la libertad de creer que el virus no existe pero allá afuera hay algo que está matando a la gente y cuando llega la hora de morir por esa cosa, nadie lo ayuda. Lavarse las manos mientras haya agua y jabón no cuesta nada. Mantenerse alejado de la gente tampoco. Usar el tapabocas no es una molestia, es una medida de seguridad, para su seguridad y la de los suyos. Los mejores consejos sobre cómo protegerme en estos meses desde el inicio de la locura que provoca La Covid-19 en el mundo, los consigo con mi amigo el médico Gabriel Gutiérrez, a quién le doy mi más afectuoso abrazo en la distancia. Él también está en el exilio pero no deja de hacer su parte y hoy sus cuentas en redes sociales y su página web son espacios de educación e información sobre esta desgracia que este 2020 sacó nuevos dientes con una cepa o mutación mucho más contagiosa que la primaria. Gabriel Gutiérrez Valencia en Facebook; @doctorgabrielgutierrez en Instagram y www.doctorgabrielgutierrez.com es su portal que te recomiendo visitar a diario para que estés informado de la mano del mejor especialista. Dios y La Chinita nos cuiden y nos protejan. Hasta la próxima semana amigos de todo el mundo.

SIVenezuela no se hace responsable por los comentarios y opiniones emitidos en este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 20 =