Policía guatemalteca intenta detener la caravana de migrantes con gas lacrimógeno

Este domingo, la Policía de Guatemala intentó hacer retroceder la caravana de migrantes que pretenden llegar a México y posteriormente a EE.UU., cuando la marcha avanzaba por una carretera del sector de Vado Hondo, en Chiquimula, en la frontera con Honduras.

Las fuerzas guatemaltecas usaron palos y gas lacrimógeno para detener a la caravana, que salió de San Pedro Sula esta semana en tres grupos.

Los grupos de migrantes, que empezaron a ingresar en la noche de este viernes y la mañana del sábado al territorio de Guatemala desde Honduras, integran ya a unas 9.000 personas.

Según las autoridades migratorias guatemaltecas, cerca de 1.000 ciudadanos hondureños ya fueron devueltos a su país en los últimos tres días tras ingresar ilegalmente a Guatemala.

Además, cerca de 20 puestos de control policial fueron instalados en la carretera que une el oeste de Guatemala con la frontera mexicana.

Con información de Actualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × tres =