En Carabobo aseguran que no hay condiciones para iniciar el año escolar

Joel Castillo, coordinador de Educación del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) en Carabobo, reiteró este viernes que las condiciones para iniciar un nuevo año escolar de forma normal no están dadas, entre otras razones por la voraz pandemia Covid-19 y por los bajos salarios de los docentes que no cubren ya ni siquiera las necesidades básicas alimentarias.

Destacó que la mayoría de las escuelas del país están en zonas rurales, donde no existe ni remotamente señal de Internet, por eso no dudó en calificar a este sistema de educación a distancia como “improvisado, excluyente y sin sentido común, porque dejaría a casi el 70% de la población estudiantil sin el derecho a la educación en este país”.

Para los docentes es doloroso – expresó Castillo- que nuestros niños estén perdiendo tantas clases pedagógicas, y que por supuesto, esto perturbe el desarrollo del aprendizaje de nuestras generaciones futuras y con ello se detenga el desarrollo a futuro de un país que debe estar preparado con profesionales y personas capacitadas, para equilibrar el emprendimiento de nuestra nación, como solo lo puede dar un sistema escolar en las diferentes etapas: inicial, básica-primaria, diversificada y universitaria.

Castillo destacó que en primer lugar el coronavirus está causando la muerte de muchas personas en el mundo y especialmente en Venezuela, entre ellos los casos más emblemáticos, como han sido los profesionales de la salud, que a pesar de su conocimiento en el tema, no se han salvado del devastador virus.

Asimismo, enfatizó que los salarios de los docentes son ínfimos: “el docente gana $1,6 al mes, monto que no cubre ni su necesidad alimentaría, condición de salud, transporte, vestimenta, materiales de trabajo, y mucho menos cubre los gastos relacionados a la prevención en contra de la Covid-19, equivalente al uso diario de mascarillas, guantes, antibacterial, jabón, artículos de limpieza, entre otros”.

Del mismo modo, destacó que los docentes no quieren ser corresponsables de la propagación de la pandemia hacía los niños escolarizados en Venezuela, razón por la cual también se niegan a retornar a las escuelas.

Por otro lado, dijo que la educación a distancia (on line) en Venezuela está bajo condiciones muy precarias, por lo que los docentes no pueden garantizar que tal modalidad educativa se cumpla.

“Venezuela atraviesa una de las peores crisis de su historia y por tanto eso se refleja en todos los hechos de la vida cotidiana del venezolano, la educación no es la excepción”.

Uno de los elementos importantes que señaló Castillo es que los bajos sueldos no permiten que los docentes tengan acceso a comprar teléfonos celulares inteligentes, que permitan mantener los lineamientos comunicacionales efectivos, aunado a que deben contar con saldo para cubrir las rentas de los planes que habría que aplicar.

Castillo también hizo referencia a la conexión a Internet en Venezuela: “para nadie es un secreto que es una de las más lentas del mundo, perjudicando notablemente las señales telefónicas, de computadoras, entre otros. Sin contar con las interrupciones al sistema eléctrico”.

Finalmente, Castillo aseguró que los docentes tienen una propuesta para recuperar la educación en Venezuela, que se ha establecido en el Plan País, por eso decimos con propiedad que debemos generar un cambio en Venezuela, para orientar nuestro trabajo docente en el rescate de la dignidad de la educación, y encaminarla por la vía del desarrollo intelectual, moral, de crecimiento personal; inculcando valores, que conlleven a potencializar un país próspero y productivo.

Prensa UNT Carabobo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 10 =