El consumo en tiempos de COVID-19: 10 largos (y apacibles) años de «cocooning»

Como consecuencia de la pandemia del coronavirus el consumidor se ha replegado en las cuatro paredes de su hogar, su particular refugio para practicar el «cocooning» (el placer de quedarse en casa y hacerlo todo desde allí).

De acuerdo con un reciente estudio de Accenture, el COVID-19 ha inaugurado la denominada «década del hogar». Y los cambios inherentes a este recién estrenado decenio afectarán no solo al consumo sino que darán también una completa vuelta de tuerca al concepto de morada.

Las cuatro paredes del hogar servirán para mucho más que para ser habitadas, independientemente de si el consumidor es propietario de su propia casa o vive, por el contrario, en alquiler. En tiempos de coronavirus hogar es también sinónimo de trabajo, de escuela, de espacio para desarrollar nuevas aficiones y de lugar para recibir a amigos y familiares. Como consecuencia de la pandemia el hogar ha acabado metamorfoseándose en una suerte de «refugio seguro» a ojos del consumidor.

No en vano, el 69% de los consumidores asegura que en los próximos seis meses dará cobijo a la mayor parte de sus contactos sociales en su propia casa o en la de algún amigo o apostará en su lugar por las reuniones de naturaleza virtual.

En su estudio Accenture contempla el retorno del consumidor a su comunidad más doméstica como un fenómeno a largo plazo y por eso proclama que estamos a las puertas de la «década del hogar».

La morada está abocada a convertirse, por lo tanto, en el epicentro de su vida de consumidor. Y las marcas deberían tomar nota de los cambios que se avecinan a fin de desarrollar la agilidad y la habilidad necesarias para seguir siendo relevantes a ojos del consumidor y asegurarse de que sus productos y servicios están alineados con los nuevos hábitos de compra de la era del «cocooning». 

En los próximos años el consumidor apalancará la mirada en tiendas y productores locales, comprará mucho más online, y no quitará ojo a las tiendas de muebles y de bricolaje, sus particulares aliadas para hacer de su «refugio seguro» un lugar mucho más confortable y placentero.

Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + nueve =