Carreño se viste de Nadal, se carga a Shapovalov y está en semis del US Open

En una batalla espectacular de más de cuatro horas, el tenista español Pablo Carreño ha reventado la banca y se ha metido en las semifinales del US Open después de derrotar al canadiense Denis Shapovalov en cinco ajustados sets que le han valido la clasificación para la penúltima ronda del torneo, donde se medirá al alemán Alexander Zverev.

Es la segunda vez en su carrera que pisa las semifinales de este torneo y lo hace contra pronóstico pero después de un torneo magnífico en el que ha ido avanzando rondas sin levantar la voz, aprovechando las ausencias de algunos jugadores importantes y después de aquel golpe de suerte que tuvo en su partido contra Djokovic en el que el número uno fue descalificado.

Carreño, un notable constante

Carreño sacó de sus casillas al de Belgrado en octavos de final y también acabó con la resistencia de Shapovalov en cuartos, a quien fue capaz de imponerse por 3-6, 7-6, 7-6, 0-6 y 6-3, un partido en el que fueron vitales ambos desempates del segundo y el tercer set. En esos instantes, el jugador de Gijón sacó a relucir toda su experiencia y resquebrajó la confianza de un Shapovalov que fue menos constantes que el tenista español.

Tendrá ahora dos días de descanso antes de afrontar ese duelo de semifinales ante el alemán Zverev y se antojan fundamentales después de la tremenda batalla llevada a cabo en la pista Arthur Ashe ante el joven Shapovalov, que sufrió en sus carnes a un Carreño capaz de sacar esa versión sólida que tantos éxitos le ha dado siempre. Asentado en un notable constante, Pablo aprovechó cada mini bajón de su rival, que iba y venía del encuentro, que viajaba del sobresaliente al suspenso.

Nada inmutó al español, ni siquiera ese 6-0 en contra en el cuarto set que hacía prever lo peor de cara al quinto y definitivo. Pero el tenis es un deporte que tiene este tipo de cosas y cuando se empieza un nuevo parcial ambos parten desde el mismo punto de salida y da igual todo lo acontecido en el set anterior.

Así que en el quinto la mejor versión de Carreño volvió a emerger en Flushing Meadows para certificar su pase a la penúltima ronda, algo que ya logró en el año 2017, cuando se cruzó por el medio el sudafricano Kevin Anderson para impedir una final totalmente española contra Rafa Nadal, quien a la postre se llevaría el título ese año.

Zverev, duro rival en semifinales

Esta vez tendrá en frente a otro de los mejores jugadores del mundo, el alemán Zverev, ese chico que lleva años buscando su primera final de Grand Slam, algo que todavía no ha logrado y que intentará conseguir ante un Carreño sin nada que perder, que ya ha superado todas sus expectativas iniciales y que también tiene el anhelo de luchar por su primera final en un Grande.

Eso será en la madrugada del próximo viernes, porque estos dos próximos días será el turno de definir la otra semifinal masculina y de conocer a las dos finalistas en el cuadro femenino.

Cortesía: EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 11 =